Otsiera | Quiénes somos
16516
page-template-default,page,page-id-16516,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

Quiénes somos

¿Cómo favorecer el cultivo de la calidad humana, hoy?

            OTSIERA quiere ser un espacio desde el que compartir reflexiones, actividades y recursos al servicio de la educación de la interioridad. Con la certeza de que se trata de un camino sin fin, en una realidad sin límites.


¿QUIÉN IMPULSA OTSIERA.COM?

En dos palabras,

  • personas interesadas por el desarrollo interior
  • relacionadas con el ámbito educativo
  • que echamos a andar, como equipo de trabajo, en el marco de las actividades del CETR
  • y que, desde aquí, deseamos compartir un itinerario de investigación, con el deseo de facilitar recursos que puedan resultar útiles.

En los párrafos siguientes nos extendemos un poco más en la presentación de lo que nos ha conducido hasta aquí y la orientación en la que trabajamos. Gracias por su visita y no dude en contactarnos si desea alguna otra información o aclaración.

 


ORIENTACIÓN Y CONVICCIONES

El mundo es lo que vemos, pero hay que aprender a mirar para verlo -escribía Merleau-Ponty-.

Más allá de la mirada superficial… hay que aprender a mirar para ver. Un “mirar” que significa atender, interesarse, comprender, compartir; mirada capaz de sorprenderse, mirada que alimenta el vínculo profundo con la vida desde el descubrimiento del valor de todo lo que existe. Quien no es capaz de maravillarse, de percibir la cara misteriosa de la vida, no vive, sus ojos se han apagado -afirmó Albert Einstein, y añadió que esta captación es lo que constituye la cuna del arte, de la ciencia, de la espiritualidad verdaderas. La raíz de una vida verdaderamente humana –nos atreveríamos a decir–.

Ese aprender a mirar no tiene edad, ni límite; es, más bien, una apuesta por una vida abierta a todas las dimensiones de la existencia. Y no hay cultura humana que no haya hecho su aportación en esta dirección. De Norte y Sur, Este y Oeste, nos llega la invitación de todos aquellos que, antes que nosotros, se han dejado interpelar por la vida. Hombres y mujeres que han deseado compartir sus vislumbres, tanteos, certezas, aciertos y errores, y lo han hecho mediante imágenes, metáforas, indicaciones, pistas de todo tipo, dejando tras de sí un rastro vivo que recorre las generaciones. Es su legado de sabiduría, un legado que nos llega a través de los textos sagrados de las distintas tradiciones culturales, a través de las palabras de aquellos maestros que, como el dedo que apunta a la luna, incitan a buscar, a mirar e indagar. Y que nunca han pretendido (¡todo lo contrario!) que los ojos se quedaran fijos, mirando o venerando a los “dedos”.

 

PUNTO DE PARTIDA

 

Las sociedades contemporáneas protagonizan unas profundas transformaciones que exigen repensarlo casi todo, a todos los niveles y en todos los órdenes; nuevas situaciones que no permiten seguir aplicando modelos del pasado como si nada pasara.

Desde esta dinámica de cambio, ¿cómo recoger el fruto de los caminos de sabiduría del pasado? ¿Cómo releer todo ese legado, para que pueda seguir siendo significativo para el desarrollo de los niños y niñas, para el de los hombres y mujeres del siglo XXI? ¿Cómo hacerlo desde los retos y oportunidades propios del presente?

CETR es un centro de estudio que indaga en el cultivo de la calidad humana en las sociedades contemporáneas, y trabaja desde la convicción de que hay que hacer lo posible para “no tirar el cesto con la criatura dentro”; en otras palabras, que vale la pena buscar las vías por las que todo este rico depósito de sabiduría pueda seguir siendo fuente de calidad humana, hoy. Un objetivo éste que requiere reflexión, creatividad, dedicación, tanteos de todo tipo. Entre las actividades y proyectos que el Centro impulsa, surgió un pequeño “equipo de didáctica”, un grupo de trabajo estable interesado en abordar aspectos pedagógicos del desarrollo interior, un equipo que ha ido avanzando en colaboración con centros de enseñanza y que, poco a poco, ha ido dando algunos frutos en forma de reflexiones, propuestas prácticas, alguna publicación, recopilaciones de recursos y… nuevos interrogantes.

 

¿POR QUÉ “OTSIERA”?

 

OTSIERA es el nombre del joven protagonista de un relato mohawak, una narración que pone de relieve la importancia de la atención plena, de aprender a leer los secretos del mundo, el interés por los demás, el valor de la gratuidad y de la gratitud, de la autonomía personal … Una narración que invita a la exploración de lo que existe y de lo que somos, a reflexionar sobre lo que significa crecer y vivir la aventura de convertirse en plenamente humanos.

Por ello Otsiera da nombre a este espacio en el que el equipo de didáctica del CETR quiere compartir el itinerario que está llevando a cabo en el ámbito de la educación de la interioridad, el camino andado y el que queda por recorrer, siempre desde el interés por mantener el contacto con el legado de sabiduría de la humanidad, procurando seguir sus huellas, pistas y orientaciones.

 

¿PARA QUIÉN, DÓNDE, CUANDO…?

 

Recursos y materiales al servicio de la tarea pedagógica, en sentido amplio: en el ámbito familiar, en el marco escolar, en el campo de la educación no formal… Para un amplio abanico de edades (aunque predominan las propuestas para Primaria, 6-12 años). Un conjunto variado que se distribuye en  cuatro apartados:

 

Reflexiones: reflexiones en torno a los procesos de maduración personal, a un desarrollo en plenitud y los distintos aspectos o temas relacionados con ello. Las del equipo de trabajo de Otsiera.com van alimentando el apartado Paso a paso. Y las de otros autores en sintonía se van incorporando al apartado En sintonía.

 

Propuestas didácticas: recursos prácticos al servicio del cultivo de la cualidad humana, organizados en dos apartados.
– En Aprender a mirar se recogen propuestas que invitan a ejercitar la mirada atenta, a despertar interés por la realidad y a explorar las posibilidades del lenguaje simbólico.
– En Aprender a vivir y a convivir se presentan itinerarios de trabajo que invitan a investigar el auténtico significado de crecer: recursos al servicio de la reflexión, el diálogo y el descubrimiento personal, en contacto con las fuentes de sabiduría de la humanidad.

 

Baúl de sabiduría: ¿Dónde encontrar pistas sobre el desarrollo interior? En Huellas se pueden encontrar algunos itinerarios personales, en Pistas para explorar pequeños textos para investigar e interpretar. Es, en suma, un apartado que invita a conocer la experiencia vital y las aportaciones de quienes de quienes nos han precedido en la aventura de la vida y han deseado compartir interrogantes, tanteos y certezas.

 

Otros recursos. Música, poesía, narraciones, artes visuales… lenguajes que nos ofrecen vías contemplativas para explorar la realidad, apreciarla, valorarla y celebrarla. Poco a poco, vamos llenando el Rincón del Arte y la Cesta de cuentos.

 

Otsiera es un proyecto en permanente “construcción”, con el deseo de que la oferta no deje de crecer. En el documento adjunto se presentan con más detalle las líneas maestras de lo que nos ocupa y de lo que, entre todos, vamos cocinando.

 

COORDINAN:

Teresa Dalmau (maestra), Maria Fradera (maestra y profesora de yoga) y Teresa Guardans (documentalista y doctora en Humanidades). En la sección “Reflexiones” encontraréis algunas de sus publicaciones, individuales o compartidas.
Con la colaboración de Hawwa Morales a nivel de gestión, Cristina Poll Moliner (en el diseño) y Ruben Worcel (para las necesidades tecnológicas).

 

Algo más sobre la orientación y los objetivos de este equipo de trabajo, en el artículo:
ABRIR LOS OJOS A LA REALIDAD,
o lo que se cocina en la web www.otsiera.com